FURIOUS MONKEY HOUSE

ESMERARTE

Último lanzamiento: Love, Scum & Dust (2019)

Hitos: Seleccionados para el Gibson Generation Group. The «G3» of Young Artists – Class of 2021, grabaron en los estudios Abbey Road… Ha actuado en Primavera Pop, Festival PortAmérica, O Son do Camiño…

Quien piense que el rock de guitarras ha muerto, es que aún no ha escuchado a Furious Monkey House.

Sus 5 integrantes de Pontevedra de entre 15 y 16 años, ¡y dos monos furiosos!, literalmente, se juntaron en un proyecto alucinante que nació en la clase de música y ha llevado a Mariña (voz), Carlota (batería), Amaya (teclados), Irene y Diego (guitarra) y los monos (guitarra y bajo) a grabar su segundo trabajo.

Biografía

Su primer álbum, Run, grabado en los estudios de Abbey Road y Planta Sónica, los colocó rápidamente en el mapa y boca de todos los críticos del país como una de las grandes esperanzas del nuevo rock estatal.

Cuatro años después llega Love, Scum & Dust, una nueva entrega llamada a seguir dejando al mundo con la boca abierta a través de una calidad alucinante sobre el escenario y el sonido de las bandas de guitarras de la segunda mitad de los años 90, con matices que van del grunge al rock alternativo o el emocore melódico.

Ya han tocado en grandes escenarios como el Primavera Pop, el Festival PortAmérica, O Son do Camiño o el mítico auditorio de Castrelos compartiendo escenario con Xoel López y Vetusta Morla.

Furious Monkey House han dejado de ser una esperanza y pasan a ser una realidad incontestable: en palabras de Mondo Sonoro “una banda que está llamada a liderar una nueva generación musical en nuestro país”.

Han sido seleccionados por Gibson para el programa Gibson Generation Group. The “G3” of Young Artists – Class of 2021.

Nuevo disco de Furious Monkey House: Love, Scum & Dust

En “Love, Scum & Dust”, (Universal Music Spain, Esmerarte y Atresmúsica) grabado en Estudios Bonobo y Planta Sónica entre diciembre de 2017 y agosto de 2018 con Iago Lorenzo, Pancho Suárez de Lis y Gonzalo Maceira a las labores de producción, Furious Monkey House no le temen al rock en la era del reggaetón, pero también demuestran que son mucho más que eso.

Desde los primeros segundos de ansiedad y angustia que suenan en “Run, Bruno, Run!” hasta los últimos de “Rats & Wolves”, el combo gallego se anima por primera vez a cantar en español (“No lo ves” o “Lluvia”), se acercan al sonido del indie-rock británico de principios de siglo (“Space Dog”), aspiran a la radiofórmula más abierta de mente (“Leave Me Alone”), encuentran templanza (“You Are Here”) y descargan guitarrazos ultramelódicos que recuerda al mejor rock alternativo de guitarras americano (“Reckless”, “Runaway” o “Echoes”, entre otras). Furious Monkey House no sólo hacen rock en tiempos de urban: son rock en estado puro.